ASISTENCIA MÉDICA

¿Dónde encontrarán la mejor asistencia médica?

Roatán es un lugar turístico muy seguro. Sin embargo, si de repente ocurriera cualquier problema, estamos a su disposición para ayudarles y recomendar médicos o clínicas con experiencia.

El servicio médico más cercano está a unos tres minutos desde nuestro hotel en coche. Hay siempre un médico con experiencia, hay aquí una cámara hiperbárica para los buceadores y un laboratorio capaz de evaluar el examen básico. Los médicos locales ofrecen el horario para nuestro hotel.

En caso de problemas más graves y si son necesarios otros exámenes les recomendamos la clínica Cemesa recién abierta. Ya hemos usado varias veces sus servicios y la podemos recomendar según nuestra buena experiencia. Cada médico es muy cuidadoso y minucioso, el personal es muy atento y empático. La clínica dispone de salas de operaciones modernas, laboratorio, departamento para pacientes hospitalizados, tomografía computarizada y radiología. A los pacientes infantiles siempre los atiende un pediatra. La asistencia y el equipamiento son de nivel europeo.

La clínica coopera comúnmente con la mayoría de las compañías de seguros. Sin embargo, les recomendamos averiguar esta información con su compañía de seguros elegida.

La mayoría de los médicos de la isla habla muy bien inglés.

Para que no necesiten los servicios médicos, no se olviden de las reglas principales.

  • Eviten la exposición directa al sol. El sol caribeño es de verdad muy fuerte.
  • Utilicen siempre bronceadores. Nosotros preferimos cremas con filtros minerales y con ingredientes que no causan daños a las bellezas del mundo acuático.
  • No olviden cubrirse la cabeza, ante todo de los niños.
  • Mantengan una hidratación adecuada. Cada huésped recibirá de nosotros una botella de agua que se puede llenar otra vez. Cada habitación está equipada con un dispensador de agua potable. Les ayudaremos a mantener una hidratación adecuada y, al mismo tiempo, no contaminaremos el medio ambiente con botellas de plástico.
  • Usen un repelente al estar al aire libre al amanecer y anochecer.
  • Ante todo, los primeros días elijan un programa fácil. Su cuerpo se adaptará mejor al cambio climático y la zona horaria.
  • Algunas personas pueden sufrir el cambio de dieta. Piensen en eso al elegir los platos.